¿Quién Cuida a mis Nenes?

Por quehagoconlosnenes.com

Durante las vacaciones un grupo de mamás frecuentamos a menudo el parque de nuestra comunidad con nuestros hijos. Somos un grupo que ha desarrollado mucha confianza y hablamos sobre nuestros retos y aventuras. Es tanto un grupo de apoyo para las mamás como uno de juego para los chicos.

Hace poco nos convertimos en testigos de algunas nanas y “babysitters” que llevaban a los chicos bajo su cargo al parque. La realidad de nuestra sociedad es que la mayoría de los padres y madres trabajan fuera del hogar y por lo tanto tienen que delegar el cuido de sus hijos a otros.

Por un lado, conocimos a dos nanas fantásticas que dedicaban toda su atención a sus chiquitos. Estas por ejemplo, ayudaban a subir y bajar a los  nenes de los columpios, les decían que tuvieran precaución, les hablaban, les ofrecían meriendas y agua, etc. Por otro lado, había otras que se limitaban a sentarse en un banco a hablar por el celular, como si tuvieran una llamada presidencial indelegable. Esta experiencia nos hizo pensar en lo difícil que es el seleccionar a una persona que cuide a nuestros nenes. Es por ello que compartimos algunas recomendaciones para ayudarlas en este proceso de selección, entrenamiento y convivencia. La misma se puede aplicar a cualquier persona, ya sea un familiar o empleada asalariada, que esté a cargo de cuidar a nuestros nenes. Con un buen proceso de entrenamiento y trabajo en equipo se puede lograr una crianza de excelencia.

  • El proceso de entrevista debe ser uno meticuloso donde se le solicita a la persona referencias, experiencia previa cuidando niños, su filosofía de crianza (como disciplina a los niños), etc. Se recomienda que se le solicite certificado de buena conducta y de salud.
  • Luego de seleccionar a una candidata, y antes de contratarla, se recomienda invitarla a compartir con tus hijos y observar la interacción entre ellos.
  • Como en cualquier empleo, se debe ser específico en cuanto a los requisitos y rutina de tus hijos. Delinea claramente las reglas de la casa y tu filosofía como mamá – si tus hijos no pueden ver televisión hasta que hagan sus tareas, si no pueden jugar con la computadora por más de cierto tiempo, etc. –  para que la persona sepa todo con lujo de detalle y no haya malentendidos.
  • Orienta a la persona sobre los juegos permitidos en tu casa y sobre tus expectativas de que entretenga a los nenes (si quieres que jueguen con ellos, le lea cierto número de libros, etc.).
  • Sería conveniente que la persona tenga algún tipo de experiencia manejando emergencias y sepa que hacer en caso que tu nene o nena se enferme, tenga una reacción alérgica, se ahogue con comida, etc.
  • Se recomienda que llames y visites la casa a horas no esperadas para que puedas ver como se está desarrollando la dinámica con los nenes y ver si realmente están bien. Además, pídele a un vecino o familiar que visite la casa esporádicamente.
  • Mantente alerta de cualquier cambio en comportamiento de tu hijo o de la nana. Tu instinto muy rara vez te fallará.

2 Comments

  1. Anonimo
    Posted 31/08/2011 at 3:10 PM | Permalink | Responder

    Aunque se que el articulo es bien intencionado, lamento comentar que la premisa, de que las mamas que no trabajan y van al parque con sus hijos, nos van a dar consejos a las que si trabajamos fuera sobre como escoger una nana, como si no sabemos, no nos importa… Digamos que suena condescendiente y paternalista. Son las otras mamas, que si trabajan fuera y conocen las obligaciones y retos de una madre trabajadora, las que a mi juicio están en mejor posición de dar este tipo de “consejo” u opinión.

  2. Posted 01/09/2011 at 8:08 AM | Permalink | Responder

    Soy una mamá trabajadora, que tuvo niñera y el blog está excelente y atinado. Un consejo que añadiría sería que le notifiques a tus amigas, otras mamás, suegra y/o empleadas en el hogar que interactúan con tu niñera que te den “feedback”. Tuvimos una niñera excelente. Madura, adulta y adoraba a los nenes. Pero una vez se sucitó una situación personal y perdió su equilibrio emocional. Si no fuera por la empleada de la limpieza de la casa, JAMAS me hubiese enterado. Esta persona va a mi casa solo una vez a la semana, pero una sola vez le bastó para darse cuenta de conductas alejadas de la realidad. Gracias a Dios la nanny se fue en un arranque (producto de su inestabilidad) y no hubo consecuencias mayores. Luego de eso, la próxima recibía visitas de mi madre y mi suegra (QEPD) y nunca tuvimos un problema con ella.

Escribe un comentario

Required fields are marked *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: