El Reto de Hablarle a tus Hijos sobre Dinero

Por Kurt Schindler, Banco Popular de Puerto Rico

Entre todas las cosas que los padres tenemos que hablar con nuestros hijos, el tema del dinero es uno de los más importantes.  Típicamente no hablamos de dinero en la familia, ya que nos da miedo tocar el tema.  Mi recomendación es hablarles claro de acuerdo a su edad.

Las conversaciones comienzan por lo general con los deseos – “papi, quiero eso porque mi pana Jorge lo tiene.  Soy el único de mi escuela que no lo tiene”.  Mi contestación es “me alegro por Jorge y los demás, pero dime por qué tú lo quieres”.   Como los adultos, ellos tienen una gran confusión entre necesidades y deseos.  El primer mensaje tiene que ser que el dinero no significa felicidad, y no se puede comprar todo lo que uno desea.

Vamos a dar consejos por edades.  De 3 a 5 años todo es por tamaño – entre 5¢ y 10¢, escogen el de 5¢ porque es más grande.  Puede ser que ya tengan una alcancía, pero a esa edad, será sólo un un sitio para echar monedas.  Ya entre las edades  de 6 a 7 años pueden  comenzar a recibir una mesada y se puede enfatizar más el concepto ahorro. De esa mesada, ellos  pagan sus cositas, como el popcorn cuando van al cine.  Empiezan a decidir ellos.  De 8 a 10 ya es hora de que tengan una cuenta de ahorros.  ¿Debemos obligar a los chicos a ahorrar parte de su dinero? Sí, así se comienza con el mensaje de no gastar todo al momento.  También en esa edad, se pueden  incluir en el proceso de compra, buscando los mejores precios, las cosas que están en especial, entre otras. Forman parte del ejercicio familiar.

Cuando la cantidad que reciben es más, de 11 a 13 años, ellos se encargan  más de sus gastos.  Quizás reciben suficiente para cubrir todos sus gastos de la semana y que breguen ellos.  Si los gastan el lunes, sufren y  no van a poder comprar o salir en el fin de semana.  Les va a doler.   Que aprendan esta lección ahora, que las consecuencias serán menores. Ya adolescentes, los involucramos más en las finanzas de la familia – cuando llega la cuenta de luz, la miramos juntos y la comparamos con la del mes anterior, cosas así.  Cuando llegan los shoppers, léanlos juntos, pregúntales si los precios son buenos y por qué creen eso.  Haz lo mismo con los anuncios de televisión.

Ahora, si no das una mesada a tus hijos, tienes otras alternativas.  Por ejemplo, en Navidad o cumpleaños, puedes darles efectivo, lo que hubieses gastado en el regalo. Así pueden ahorrar para lo que desean y comprarlo.  El mensaje se puede comunicar a toda la familia (los tíos, los abuelos, etc.)  La idea es que desarrollen control y responsabilidad sobre su vida financiera.

Kurt Schindler es planificador financiero certificado y dirige el programa de educación financiera de Popular, “Finanzas en tus Manos”. Los grupos que interesen solicitar las charlas, gratuitas, sobre manejo de presupuesto y finanzas,  pueden acceder la página www.facebook.com/popular o www.popular.com/finanzas

 

One Comment

  1. maria
    Posted 05/06/2011 at 5:57 PM | Permalink | Responder

    gracias por el articulo. excelentes ideas.

Escribe un comentario

Required fields are marked *

*
*

A %d blogueros les gusta esto: